¿Tienes ajolotes en casa y están haciendo la metamorfosis para convertirse en salamandra? ¡Necesitarás un acuaterrario para ajolotes!

Los ajolotes son anfibios que viven durante toda su etapa larvaria dentro del agua, pero cuando estos se convierten en salamandra, cambian su hábitat y pasan a vivir fuera de los lagos o ríos donde inicialmente lo hacían. Si tienes algún ajolote en casa y has visto que ya han comenzado con este proceso, es muy importante que sigas las instrucciones que os indicamos a continuación para acondicionar su acuario actual y facilitarles la vida, ya que de lo contrario podrían llegar a morir.

Las salamandras de ajolote necesitarán un acuaterrario para continuar con su vida. No prepararle su nueva casa tan solo será un problema a corto plazo, pues sus necesidades básicas han cambiado.

Pero, antes de continuar, ¿por qué es tan importante montar un acuaterrario a tu ajolote?

Los ajolotes pueden respirar de 4 formas distintas:

  • Branquias (a través de los pelitos que tiene en los laterales de su cabeza)
  • Pulmones (vagamente desarrollados cuando están en estado larvario)
  • Respiración cutánea
  • Buco faríngea

Las salamandras sin embargo han eliminado la 1º opción, ya que al realizar la metamorfosis sus branquias desaparecen y pasan a respirar mayoritariamente por vía pulmonar. 

Explicado esto, ¿crees que tu ajolote convertido en salamandra quiere seguir viviendo el resto de su vida en un acuario del que no puede salir del agua?

Aquí radica la importancia de montar un acuaterrario a tu ajolote.

Acuaterrario de ajolotes con salamandra
Las salamandras de ambystoma prefieren vivir fuera del agua

¿Cómo debe ser un acuaterrario para ajolotes?

El acuaterrario para ajolotes debe tener 2 partes claramente divididas:

  • Zona terrestre, donde la salamandra del ajolote pasará la mayor parte del tiempo
  • Zona con agua, para que naden cuando lo necesiten

¿Qué materiales necesitas para montarlo?

  • Tierra, preferiblemente de la negra o alguna otra que mantenga la humedad
  • Piedras de un tamaño medio (tamaño de un puño); el número dependerá del tamaño del terrario y serán necesarias tantas como hagan falta para cubrir la mitad de la base
  • Bolsa de plástico grande donde meteremos el agua, o plástico con el que puedas montar la «piscina»
  • Algún tronco o adorno para hacer una cueva

Opcionales:

  • Plantas acuáticas
  • Plantas terrestres
  • Adornos y algunas piedras
  • Fibra de coco
Como montar un acuaterrario para ajolotes

¿Cómo montar el acuaterrario de ajolotes?

Para comenzar a montar el acuaterrario, colocarás piedras de un tamaño medio partiendo de uno de los laterales hacia el centro del acuario, sobre las que pondrás el sustrato; con estas piedras no solo evitarás que la tierra se esparza con el paso del tiempo, sino que además evitarás tener que rellenar con tanta tierra. Ubicadas las mismas, puedes continuar montando la zona terrestre del acuaterrario de tu ajolote, que como dijimos, se puede rellenar con alguna tierra negra, tradicionalmente usadas en macetas, ya que mantienen muy bien la humedad y ya vienen limpias. Si decides agarrar algún tipo de sustrato por tu cuenta, deberás limpiarla ya que pueden contener contaminantes de zonas de cultivo de los alrededores.

En el centro / mitad de la base pondrás un tablero que marcará la separación entre la zona de tierra y el agua

Para la zona de agua utilizarás un plástico grande donde quedará el agua a modo de lago.

Montada esta estructura inicial, comienza esparciendo la tierra sobre las piedras y procura que no caiga mucha dentro de la zona con agua. Deberás delimitar muy bien ambas partes; no te olvides de dejar al menos un punto a modo de rampa para que la salamandra pueda salir con facilidad cuando lo necesite.

Antes de continuar con el montaje, llena la parte de agua para comprobar que no existen fugas, pues de haberlas te tocará desmontar de nuevo todo el acuaterrario y la tierra saldrá mojada.

Una vez hayas comprobado que el agua no se escapa de su zona, puedes continuar con los adornos. Coloca también la cueva que vayas a poner (puede ser un adorno, un tronco curvo o lo que se te ocurra), entiérrala un poco, marca una entrada para que no se deshaga con facilidad y cúbrela con la fibra de coco para que mantenga mejor la humedad.

En la zona terrestre puedes aprovechar para plantar alguna planta y adornarlo con un toque distinto, tu ajolote ya convertido en salamandra te lo agradecerá muchísimo. Si quieres hacer esto, considera utilizar plantas con hojas grandes y que soporten bien los ambientes húmedos.

Para terminar, os compartimos un vídeo donde puedes ver con mayor detalle el montaje del acuaterrario para salamandras de ajolotes.

Esperamos haberte ayudado a montar un hábitat idóneo a tu futura salamandra de ajolote 😉