Actualmente podemos encontrar multitud de amenazas del ajolote que están poniendo en peligro su futura existencia.

El ajolote se encuentra en peligro crítico de extinción y se encuentra en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), ya que actualmente cuenta con menos de 10 kilómetros cuadrados de espacio donde vivir y además va a menos…

Amenazas del ajolote en un ajolote silvestre

Principales amenazas de los ajolotes

Las principales amenazas del ajolote son las siguientes:

  • Contaminación de las aguas: Las aguas donde estos animales viven, debido principalmente a la acción del hombre, han sufrido tal nivel de contaminación que se ha hecho imposible vivir en estas, o que se lleve a cabo un correcto desarrollo de los huevos tras la reproducción.
  • Captura y tráfico: Sea para la venta o como alimentación, a día de hoy siguen desapareciendo ajolotes por este motivo.
  • Especies invasoras: Las carpas y las tilapias (introducidas sobre los 70s), son especies que están dando problemas a los ajolotes, ya que se comen los huevos y los ajolotes alevines respectivamente.

Hace años podíamos encontrarlos en más lagos del país, pero las sequías y eliminación de entornos naturales les han llevado a vivir recluidos únicamente en el lago de Xochimilco, con no más de 10 kms cuadrados.

Es una verdadera pena ver cómo la acción del hombre en su mayoría ha sido el responsable de la desaparición de este animal en la naturaleza.

Antes del año 2000, se estimaba una población de 6000 ajolotes por km cuadrado, mientras que a día de hoy este número se reduce a menos de 50, por lo que se entiende perfectamente que esta especie necesita una atención primordial si se quiere evitar su completa desaparición del medio natural.

Se están llevando a cabo acciones para incrementar la población de esta especie en estado salvaje y mejorar sus condiciones, como por ejemplo, el área protegida que podemos encontrar en el Parque ecológico de Xochimilco, que dispone de un espacio cuidado y tratado especial para tratar de evitar al máximo posible todas las amenazas de los ajolotes, que tienen la categorización de Protección Especial por el gobierno mexicano.