Ajolote Leucístico ó Blanco

Ajolote blanco adulto visto de perfil de cerca

La tonalidad del ajolote leucístico le convierte en el antagonista del ajolote negro.

El color de este ajolote, perteneciente a la familia del Ambystoma Mexicanum, le convierte en un ser más peculiar y con mayor demanda que sus hermanos negros o marrones, ya que a través de su fina y casi transparente piel se pueden ver algunos de sus miembros internos.

Es más común verlos en tiendas especializadas que en estado salvaje, ya que el ajolote leucístico, por su color, son un “blanco” (nunca mejor dicho) fácil para los depredadores, que los pueden ver mucho antes que a otros ajolotes con tonos más oscuros.

¿Qué características tiene el ajolote leucístico?

Carecen de pigmentación en su cuerpo, a excepción de los ojos, que son negros.

También cuentan con una anilla que rodea su ojo, que también es negra como en el caso de todos los ajolotes melanoides.

Sus branquias son la única zona de su cuerpo con un poco de color, que suele ser roja y, cuanto más se activan, mayor es este color.

De hecho, a pesar de ser llamado leucístico o ajolote blanco, suelen tener un tono más bien rosado o rosáceo.

Algunos presentan pequeñas manchas aunque no es lo normal. En algunos casos, hay algunos ajolotes con unas características muy específicas que les hacen ser una clase de ajolote muy concreta. En alguno de estos casos es posible encontrar presencia de melanóforos en la cabeza.

En raras ocasiones podemos llegar a ver ajolotes con un círculo plateado alrededor del ojo.

Ajolote blanco con branquias abiertas

¿Cómo conseguir ajolotes leucísticos mediante reproducción?

Si cuentas con distintos ajolotes adultos y tienes la intención de reproducirlos, deberás reproducir aquellos que sospeches que puedan portar el gen “leucístico”.

Para que un axolote sea leucístico, es necesario que ambos alelos de sus genes sean leucísticos, ya que al ser un gen recesivo, el mero hecho de portar el gen no garantiza esta tonalidad.

Un ajolote salvaje puede portar el gen leucístico, pero no lo sabremos hasta que no veamos crías suyas.

Lo más sencillo y probable para conseguir ajolotes leucísticos será mezclar varios ajolotes con tonos claros y dejar los ajolotes oscuros para otra ocasión.

Ajolote leucístico adulto visto desde arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove